Dar el paso al mundo del software libre conociendo todo sobre Linux

Cuando tomamos la decisión de comenzar a utilizar software libre luego de tener toda una vida de utilizar software propietario en nuestro ordenador, surgen un montón de dudas y preguntas que es necesario aclarar antes de sumirnos en ese amplio mundo del software libre.

Conocer todo sobre Linux es indispensable para adaptarnos sin problemas a un nuevo entorno de trabajo y para estar conscientes de que en el camino de cambio es un proceso largo y de constante aprendizaje; ventajas, desventajas y todas las opciones que tenemos al momento de escoger que versión de Linux instalar, son aspectos fundamentales que debemos conocer antes de dar el salto y cambiarnos a software libre.

Comencemos hablando del software libre, este increíble proyecto que consolidado a mediados de la década de los noventa ha revolucionado el mundo del software como lo conocíamos; convirtiéndose en una de las principales competencias para el software propietario, en especial para el hijo predilecto de Microsoft, Windows el gigante del software, que mantiene desde hace mucho la cuota más alta de mercado y es el más utilizado por usuarios de todo el mundo.

Lo cierto es que usar Linux no es en nada parecido a lo que estamos acostumbrados con los sistemas operativos bajo licencia. Esta última afirmación se demuestra tan solo con hablar de las limitaciones que los fabricantes imponen al usuario en el software bajo licencia, que aunque ya viene listo, configurado y a solo un clic de comenzar a usar; no nos permite ir más allá de los que vemos ni lograr personalizar nuestro software a un punto verdaderamente personal.

Las opciones de configuración y ajustes que ofrece Windows son bastante reducidas y las de Mac OS mucho más aún; por lo que podemos decir con propiedad que estos sistemas operativos no se adaptan a la necesidad del cliente, si no que obligan al usuario adaptarse a lo que ellos tienen para ofrecer.

Ventajas de usar Linux

Pero hablemos en concreto de Linux, ¿qué ventajas nos ofrece el software del pingüino? La lista es bastante amplia, pero comencemos por lo que tiene mayor relevancia; el costo. A pesar de que el software libre se asocia con la gratuidad de sus productos esto no es del todo cierto, pues a pesar que la mayoría de distribuciones de Linux se consiguen para descargar de manera gratuita.

Algunas compañías que desarrollan estas distribuciones ofrecen paquetes de pago con servicio de soporte completo, pero es necesario aclarar que a pesar de ser distribuciones de pago los precios de estas no se comparan con los sistemas con licencia.

La disponibilidad del código fuente en todas sus dimensiones es otra de las ventajas indiscutible de Linux, este puede ser modificado y mejorado por cualquier usuario; lo que hace que la capacidad de actualización y mejoras de Linux sea prácticamente ilimitada.

Linux ha creado entorno a de sí una enorme comunidad de colaboradores alrededor de todo el mundo que comparten constantemente sus aportes, por lo que podemos decir que Linux es el sistema operativo más actualizado del mundo. Linux puede ser utilizado como estación doméstica, como servidor o en entornos corporativos y en cualquiera que sea el caso brinda los mismos resultados de estabilidad, seguridad y flexibilidad.

El desarrollo de aplicaciones para Linux se ha incrementado en el último tiempo convirtiéndose en el sistema operativo con mayor inversión en esta área, esto gracias al incentivo que ofrecen las compañías que dan soporte a las principales distribuciones a los desarrolladores interesados, brindándoles entornos de programación amigables, además de material sobre como iniciarse en el desarrollo de aplicaciones web y tiendas bastante surtidas donde ofrecer sus trabajos; ya sean de forma gratuita o con algún cargo por descarga.

Desventajas de usar Linux

Cuando hablamos de infórmanos de todo sobre Linux, también debemos tener presente las desventajas y limitaciones; ya que a pesar de todas las ventajas que ofrece no se puede tomar como el sistema operativo perfecto, que hoy sigue siendo una utopía.

Linux parece ser pensado para personas que poseen un interés especial por la programación y el desarrollo web, y a pesar de que actualmente esto ha cambiado y se ha facilitado el uso de distribuciones Linux para usuarios no experimentado, este sistema operativo conserva algunas características técnicas que pueden confundir a algunos usuarios.

Documentarnos sobre todo sobre Linux nos permite también poder escoger de forma más acertada la distribución que más se adapte a nuestras necesidades. Las distribuciones de Linux no son diferentes versiones de un mismo sistema operativo, son más bien diferentes formas de disfrutar de un mismo núcleo con diferentes caras.

Cada distribución es creada por un programador específico y busca satisfacer las necesidades de un grupo de usuarios específicos, lo que convierte a Linux en un sistema operativo realmente adaptable y personalizable.

Solo debemos repasar lo que cada distribución nos ofrece para poder escoger la que más nos convenga; por ejemplo, si somos nuevos en Linux lo mejor es optar por Ubuntu, la distribución conocida como la más fácil de usar; pero atención aunque esto sea cierto no es la única distribución que posea estas cualidades.

Así existen disponibles un sinfín de distribuciones que debemos conocer para elegir la correcta, unas desarrolladas por compañías de soporte, otras de manera comunitaria, pero todas con un alto potencial para ofrecer y dirigidas a realizar tareas específicas; como elementary OS, una de las más modernas y diseñada pensando en quienes se dejan llevar por el diseño, la elegancia y el buen gusto

Otra distribución es Ubuntu MATE, pensada para ser usada en ordenadores portátiles de bajos recursos y sacar de estos el mayor rendimiento; también esta Steam OS creada para los gamers; y así muchas más.

Luego de conocer todo sobre Linux, o por lo menos una parte de lo que el universo del software libre representa; podemos estar seguros de que este sistema operativo no es apto para usuarios de mente cerrada que se niegan a aprender, experimentar y poner en práctica capacidad de administrador de sistema que no sabían que tenían.

Lo mejor de Linux está en que constantemente busca mejorar la experiencia de navegación del usuario y hacerlo sentir en un entorno más intuitivo y familiar; y a su vez llevarlo un poco más allá de lo tradicional permitiéndole conocer realmente cómo funciona su sistema y las ventajas de conocerlo realmente bien.